Reflexión: ¿¿Para qué formar una pareja??

Puedo ver 2 patrones muy comunes sobre esta cuestión: muchos están en pareja para no estar solos y otros tantos por excitación por el dominio. Sin embargo estas 2 falencias psíquicas no me convencen como causa fundamental para formar una pareja desde el momento en que tomo consciencia de ello.

 

El enamoramiento como componente químico funciona como una droga mágica capaz de hacernos ver mariposas de colores por unos meses. Todos los que hemos estado enamorados sabemos sobre esta sensación. Sin embargo, luego de un tiempo, si no se dan puntos de unión claves para el desarrollo de la esencia de ambos la relación fluctúa y uno se pregunta lo obvio: para qué formar una pareja? Me hace bien esto? A dónde conduce todo esto?

 

Para que estás en este mundo? Te preguntaste eso alguna vez? Estás en este mundo para darte gustitos? Comer helado, ver pelis, ir al zoo, etc?? Esa es tu función cósmica?? Qué rol juega la consciencia en todo esto??

 

Voluntad y motivación. Eso es lo más difícil de conseguir. Todo lo que hacemos y sabemos que nos hace bien depende de nuestro esfuerzo y de nuestra voluntad y ahí aparece nuestra flaqueza, es decir: no tenemos la voluntad que quisiéramos para hacer lo que sabemos que deberíamos hacer con nuestro tiempo y con nuestra vida.

 

Conozco a cientos de personas que desde que están en pareja dejaron de hacer lo que les hace bien: engordaron como cerdos, dejaron de tocar su instrumento, dejaron de hacer cursos, dejaron de verse con amigos, dejaron de salir, cada vez están más perezosos y fuera de estado, etc etc. Estas relaciones no sirven para nada más que para no sentirse solos.

 

Parejas basadas en la excitación por el dominio y parejas basadas en el temor a la soledad hoy no las elijo. La generosidad y el ego bien colocado aparte de la fortaleza espiritual serán factores claves en esta búsqueda.

 

Sin un trabajo psicológico y espiritual importante y profundo seremos simples pelotas a la deriva y sin control que rebotan de un lado al otro lideradas e impulsadas por nuestros miedos y trofeos. Debemos observar esto. Debemos trabajar el ego. Debemos eliminar las emociones negativas y no transferirlas. Y debemos tener una misión en esta vida: encontrar a nuestro centro magnético o crearlo.

 

Si hoy en día estoy en pareja es para encontrar motivación mutuamente en la realización de nuestra misión y para que de esta forma ambas vidas florezcan sin egoísmos y con apoyo genuino. Si hoy en día estoy en pareja en sólo porque me siento entendido y apoyado y para aceptar y apoyar a mi pareja en sus proyectos inyectándole motivación diaria y energía para que avance con sus sueños y proyectos de la forma más generosa y sin egoísmos ni competencias de ningún tipo y eso creo que es el amor: querer realmente el bien para el otro por más que esto afecte a nuestro ego, y para esto el trabajo sobre sí será clave.

 

Ojalá sirva de algo esta reflexión.

Les dejo un abrazo a todos.